Adelanto semanal: ¿Confirmarán las actas del FOMC la reconsideración de la política monetaria de la Reserva Federal?

Esta es una semana de mucho ajetreo para los bancos centrales. Primero, comenzamos con las actas del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) correspondientes a sus conversaciones en materia de política monetaria. La retirada gradual de estímulos estaba en la orden del día, pese a que los responsables abogaban por el aumento de las tasas, por lo que ponerse en su lugar es fundamental para comprender el movimiento del mercado.

Además, el Banco de la Reserva de Australia (RBA) comparte su última actualización al evidenciarse el aumento de los casos de coronavirus y los subsecuentes confinamientos. ¿Inspirará esto una reconsideración de la política?

El efecto negativo de la variante delta en la recuperación de la zona del euro también será el centro de atención a medida que la UE comparte sus más recientes previsiones económicas.

Las actas de reunión del FOMC constituyen el gran anuncio de la semana, el cual se dará a conocer el miércoles.

Será interesante conocer las discusiones internas de la Reserva Federal tras la reunión de junio. Además, la Reserva Federal manifestó que no permitirá que la inflación avance sin cesar y que un aumento del índice podría ocurrir un poco antes de lo anticipado.

La proyección media de la Reserva Federal mostró que esta verá elevarse su índice de análisis comparativo a un 0,6 %, desde prácticamente cero, a finales de 2023. En marzo, se esperaba que los índices se mantuvieran invariables durante todo ese año.

La reducción gradual de estímulos también se contemplaba en la agenda. Sabemos que el presidente de la sesión, el señor Powell, y demás miembros discutieron una posible reducción en el programa de compra de bonos; no obstante, en la declaración tras la reunión, no se hizo ninguna alusión sobre cuando podría ocurrir esto.

La Reserva Federal sigue empleando cerca de 120 000 millones de dólares para la realización de compras mensualmente como parte de su estrategia económica global contra la COVID-19.

Para los observadores del mercado, resulta esencial una mayor transparencia en lo que respecta a la filosofía de cualquier banco central. Los inversores se ven obligados a recalibrar sus apuestas en materia de fuerte inflación en respuesta a la férrea estrategia de inversión de la Reserva Federal de junio.

Lo que presenciamos en la actualidad es una economía estadounidense en fase de transición. Ninguna economía, independientemente de su envergadura, puede permitirse conformarse simplemente con ser optimista en tiempos de bonanza. Es necesario prestar atención y reaccionar oportunamente. Así lo ha hecho la Reserva Federal; sin embargo, será interesante escudriñar en su seno en esta crucial coyuntura.

Siguiendo con el tema de los bancos centrales, el Banco de la Reserva de Australia se pronunciará el miércoles. La COVID-19, en un país que parecía tenerla prácticamente bajo control, comienza ha mostrar nuevamente sus efectos. La variante delta ha empezado a propagarse por Australia. Se instrumenta una nueva oleada de confinamientos.

Aproximadamente un 80 % de la población de Australia vuelve al confinamiento o a verse limitada en sus desplazamientos.

¿Podría esto dar pie a una planificación por adelantado del RBA antes de su reunión del 6 de julio? El gobernador Lowe y su equipo ya han asumido una apaciguadora postura económica. Los índices no han variado desde el histórico nivel de 0,10 % desde noviembre.

Tras la reunión del mes pasado, el gobernador Lowe manifestó: «La recuperación económica en Australia es más sólida de lo previsto y se pronostica que seguirá siendo así. Como escenario principal del banco, se contempla un crecimiento del 4,75 % del producto interior bruto durante este año y del 3,5 % en 2022. Este pronóstico está respaldado por medidas fiscales y condiciones financieras sumamente adaptables».

Por supuesto, la declaración se hizo cuando el camino hacia la recuperación no estaba bloqueado. El RBA deberá actuar con transparencia y precisión para garantizar poder mantener la economía de Australia por la buena senda. Sabremos más cuando el RBA emita el debido comunicado el miércoles.

Las previsiones económicas de la UE también se publicarán esta semana.

El bloque parece salir relativamente fuerte de lo peor de la pandemia. Hemos visto cifras sólidas del índice de gestores de compra (PMI) y, además, los pronósticos del producto interior bruto son muy positivos. También es de nuestro conocimiento que algunos miembros del Banco Central Europeo sugieren que tirar del paquete de estímulos del PEPP es cosa segura.

En lo que respecta al PEPP, Jens Weidmann —miembro del consejo del BCE y presidente del Banco Federal Alemán— sugirió que el programa podría finalizar antes de la fecha límite original prevista para marzo de 2022. Para entonces, el BCE habrá inyectado 2,2 billones de euros en la economía de la zona del euro a través de su PEPP. Sin embargo, cambiar esta situación requeriría una sólida recuperación económica y una completa eliminación de las restricciones causadas por la COVID-19.

Debido a los efectos de la variante delta que comienzan a notarse, no parece factible la total eliminación de las restricciones. De hecho, la forma en la que la UE responda a la nueva ola de casos será crucial. ¿Será necesario replantear la forma de pensar y las previsiones económicas para actuar consecuentemente?

Aun así, el pronóstico de los analistas es ampliamente positivo. Por ejemplo, S&P Global ha realizado algunos cambios.

Citando lo expresado por la agencia de calificación de riesgos: «Hemos revisado más nuestra previsión en lo que respecta al crecimiento del 4,4 % en la zona del euro para este año y del 4,5 % en 2022, verificándose una instrumentación más amplia del estímulo fiscal en virtud del plan de vanguardia de la UE y una contracción más débil del producto interior bruto en el primer trimestre.

Hacer mella en la economía de forma prolongada supone estar limitado por la reacción a la política fiscal y monetaria coordinada de Europa, allanando el camino para cerrar la brecha de producción en 2024».

Principales datos económicos

Date  Time (GMT+1)  Asset  Event 
Mon 05-Jul  3.30pm  CAD  BOC Business Outlook Survey 
       
Tue 06-Jul  5.30am  AUD  RBA Rate Statement 
  5.30am  AUD  Cash Rate 
  10.00am  EUR  EU Economic Forecasts 
  10.00am  EUR  ZEW Economic Sentiment 
  10.00am  EUR  German ZEW Economic Sentiment 
  3.00pm  USD  ISM Services PMI 
       
Wed 07-Jul  3.00pm  CAD  IVEY PMI 
  3.00pm  USD  JOLTS Job Openings 
  7.00pm  USD  FOMC Meeting Minutes 
       
Thu 08-Jul  2.30am  AUD  Retail Sales m/m 
  1.30pm  USD  Unemployment Claims 
  3.30pm  GAS  US Natural Gas Inventories 
  4.00pm  OIL  US Crude Oil Inventories 
       
Fri 09-Jul  1.30pm  CAD  Employment Change 
  1.30pm  CAD  Unemployment Rate 

 

Principales informes de resultados

Date  Company  Event 
Tue 06-Jul  Ocadao Group  Q2 2021 Earnings 
     
Wed 07-Jul  Aeon  Q1 2021 Earnings 
     
Thu 08-Jul  Levi’s  Q2 2021 Earnings 
     
Fri 09-Jul  Tryg  Q2 2021 Earnings