Adelanto semanal: Jackson Hole, centro de todas las miradas

El Jackson Hole Symposium será el principal acontecimiento de la semana.

Desde hace tiempo, esta reunión anual —en la que se dan cuenta los principales legisladores financieros, así como personas influyentes y de interés de todo el mundo— se ha empleado para forzar importantes cambios en la política monetaria. Los mercados prevén que el presidente de la Fed, Jerome Powell, aprovechará la reunión de este año para anunciar cambios en la política relativos a los estímulos y la compra de activos.

En el simposio, Powell podría anunciar una reducción en su actual programa de compra de bonos. La Fed no dio muchas más pistas en sus reuniones de julio y circulan bastantes rumores sobre una próxima reducción. Sin embargo, hasta el momento, ni operadores ni inversores han recibido aún ninguna luz verde oficial.

Actualmente, la Fed compra 120 000 millones de dólares en activos de renta fija cada mes. De esa cantidad, 80 000 millones proceden de valores del Tesoro y los 40 000 millones restantes de valores con titulización hipotecaria. Todo esto formaba parte de un paquete de ideas para contribuir a respaldar a una economía estadounidense arrasada por la COVID.

En concreto, los operadores de bonos y los mercados de divisas estarán atentos a la reunión del jueves. Declaraciones que aporten más luz sobre el rumbo de la economía, así como ideas sobre cómo capear un panorama dominado por la variante delta, disiparán gran parte de sus temores. La pelota está en el tejado de Powell.

Desde principios de año —y a pesar de que el crecimiento del PIB este último trimestre ha sido menor del esperado—, la economía ha crecido a un ritmo muy rápido. Sin embargo, un crecimiento rápido puede traer consigo otras dificultades: en este caso, bajo la forma de inflación. Las tasas de crecimiento del IPC y el PPI siguen alcanzando máximos históricos y, aunque Powell se ha contentado con no amortiguar este acelerón, más le habría valido haber hecho alguna maniobra para evitar una colisión.

En cuanto a la inflación, nos llegarán más datos sobre sus efectos este viernes con la publicación del índice de gasto de consumo personal (PCE), el parámetro preferido de la Fed para medir la inflación.

En julio, el crecimiento del PCE se situó en el 0,4 %, por debajo del 0,6 % previsto, aunque supone un aumento anualizado del 3,5 %. Visto el rápido aumento del último par de meses, no nos cabe duda que Powell y compañía estarán muy pendientes de este indicador el viernes.

Seguimos con los indicadores de la salud de la economía, esta vez, con una nueva ronda de PMI el lunes por la mañana. Ese día, conoceremos los datos que valoran la actividad empresarial de EE. UU., así como las perspectivas de IHS Markit sobre la actividad británica y europea.

Los datos preliminares de los PMI de la productividad de los sectores manufacturero y servicios de EE. UU. verán la luz el lunes. Cuando se publiquen, habrá mucho que procesar, sobre todo después de que las cifras de julio apuntaran a un crecimiento menor, pero sólido, en la actividad comercial estadounidense.

Tanto el sector servicios como el manufacturero siguen acuciando el doble varapalo de la inflación y la COVID-19. La producción en las fábricas provocó una caída en el índice manufacturero de los 63,7 puntos de junio a los 59,7 puntos de julio (un mínimo de cuatro meses). Asimismo, el sector servicios se contrajo de 64,6 a 59,8 puntos.

Los mayores costes de materiales de producción, la escasez de personal y el aumento de los costes de materias primas limitan el crecimiento. Seamos francos: una lectura por encima de 50 puntos indica crecimiento, pero parece que la productividad estadounidense se está desacelerando.

Prácticamente lo mismo puede decirse del Reino Unido, según su propio PMI. El índice de agosto se publicará el lunes, pero hemos visto cómo los cuellos de botella en la oferta y el menor número de trabajadores han restringido la productividad.

El PMI del sector servicios de julio de IHS Markit para Reino Unido fue de 59,6 puntos, una importante caída de los 62,4 puntos de junio. El índice manufacturero registró un descenso similar de los 62,2 a los 59,2 puntos.

Según Tim Moore, director económico de IHS Markit, afirmó: «Cada vez más empresas están viendo su crecimiento limitado por la falta de oferta, tanto de material como de trabajadores; mientras que, con respecto a la demanda, ya hemos asistido a la fase álgida del gasto contenido de los consumidores».

Por su parte, la productividad de la UE repuntó en julio. En julio, el Índice de gestores de compras compuesto definitivo de IHS Markit alcanzó los 60,2 puntos —el mayor nivel desde junio de 2006—, lo que apunta a un sólido comportamiento tanto del sector servicios como del sector manufacturero.

Sin embargo, para poder sostener este crecimiento, la UE tendrá que tener cautela para no reproducir los problemas logísticos y del mercado laboral que azotaron el Reino Unido y EE. UU. Como es bastante poco probable que lo logren, en agosto este indicador podría ser menor.

Principales datos económicos

Date  Time (GMT+1)   Asset  Event 
Mon 23-Aug  8.15am  EUR  French Flash Manufacturing PMI 
  8.15am  EUR  French Flash Services PMI 
  8.30am  EUR  German Flash Manufacturing PMI 
  8.30am  EUR  German Flash Services PMI 
  9.00am  EUR  Flash Manufacturing PMI 
  9.00am  EUR  Flash Services PMI 
  9.30am  GBP  Flash Manufacturing PMI 
  9.30am  GBP  Flash Services PMI 
  2.45pm  USD  Flash Manufacturing PMI 
  2.45pm  USD  Flash Services PMI 
       
Wed 24-Aug  3.30pm  OIL  US Crude Oil Inventories 
       
Thu 25-Aug  ALL DAY  USD  Jackson Hole Symposium 
  1.30pm  USD  Preliminary GDP q/q 
  1.30pm  USD  Unemployment Claims 
       
Fri 26-Aug  ALL DAY  USD  Jackson Hole Symposium 
  1.30pm  USD  Core PCE Price Index m/m